Vinos

CABERNET SAUVIGNON: EL REY DE LAS UVAS TINTAS

  • Es considerada como la cepa principal de Casillero del Diablo y es la segunda variedad tinta más plantada a nivel mundial.

 

La variedad de uva Cabernet Sauvignon conmemora su día este 29 de agosto, y es que esta cepa no solo es una de las más conocidas en el mundo, sino que también es considerado como “El Rey” de las variedades tintas a nivel global.

Esta cepa nació del cruce entre la uva tinta Cabernet Franc y la uva blanca Sauvignon Blanc antes de 1700, pero no fue sino hasta el siglo XIX que se introdujo en Chile, donde gracias a los climas y suelos del país se ha adaptado a la perfección. Este magnífico terroir permite entregar cabernet sauvignon de extraordinaria calidad, siendo comparado incluso con vinos producidos en Francia, Estados Unidos y Australia.

Esta variedad se caracteriza por su intensidad y estructura, junto con una notoria astringencia en boca, como resultado de los marcados taninos que posee. Y aunque hace algunas décadas el consumidor, por lo general, solo distinguía entre vino blanco y tinto, hoy en día Chile está totalmente familiarizado con esta cepa siendo la número uno en consumo en el país.

 

Cabernet Sauvignon: un clásico que no pasa de moda

 

Para Casillero del Diablo, Cabernet Sauvignon es la principal variedad de sus tres clásicas líneas de producto. Esta cepa ha conseguido importantes reconocimientos en el ámbito internacional, deleitando a afamados críticos como James Suckling, Robert Parker, además de diversas publicaciones especializadas.

“El clásico Casillero del Diablo Cabernet Sauvignon es parte del ADN de nuestra historia, fue la primera variedad en la década de los 60 y hoy sigue teniendo una relevancia enorme, lo que lo ha llevado a consolidarse como el Cabernet Sauvignon más vendido de su categoría en Reino Unido, principal mercado de la marca”, afirma Javier Brzovic, Jefe de Comunicaciones de Casillero del Diablo.

Rspecto al consumo, el enólogo de Casillero del Diablo, Marcio Ramírez, recomienda disfrutar este vino con platos condimentados y quesos maduros, así como con variados cortes de carnes rojas, tanto magras como con mayor grasa intramuscular. Esta última opción, resulta muy apropiada para las venideras Fiestas Patrias, donde los asados se transforman en protagonistas junto con una infaltable copa de vino tinto.