Vinos

AGRUPACIÓN VIÑAS BIODINÁMICAS REALIZÓ INÉDITA CATA DE VINOS EN CHILE

  • En los últimos años, el cultivo de productos orgánicos y biodinámicos ha experimentado un importante crecimiento en nuestro país. En la actualidad, la producción de viñas biodinámicos destaca por una relación más estrecha con la tierra, las plantas y los animales.
  • En la cita se degustaron 10 vinos, los íconos de cada bodega, de la mano de sus enólogos creadores, quienes explicaron en detalle su proceso de elaboración y cualidades distintivas

 

Con casi un año de trabajo colectivo, la agrupación de Viñas Biodinámicas de Chile, hoy tiene como propósito salvaguardar la calidad, promocionar y compartir conocimiento sobre los viñedos biodinámicos chilenos, tanto en el país como en el exterior.

Bajo el alero de la Asociación de Agricultura Biodinámica de Chile (ABD), este 2019 de manera inédita se llevó a cabo la primera cata técnica de 10 vinos iconos de cada Viña integrante; cada uno con elaboraciones complejas pero naturales, como parte del proceso que destaca el aporte a la agricultura orgánica. La agrupación de Viñas Biodinámicas de Chile está conformada por las viñas Antiyal, Emiliana, Fanoa, Hacienda San Juan, Hacienda Valdeperillo, Koyle, Lurton, Matetic, Odfjell, y Veramonte.

 

“La tendencia mundial en el consumo de alimentos libres de químicos y sustentables ha encontrado en la biodinámica su mayor aliado y en particular dentro del vino, su mejor expresión de calidad. Por eso estamos felices de trabajar en conjunto, apoyándonos en el cumplimiento del estándar Demeter, organismo oficial que certifica este tipo de agricultura”, asegura Arturo Labbe, coordinador de la agrupación.

Los vinos que hoy están entrando como protagonistas dentro de la agricultura orgánica y/o biodinámica son:

Emiliana, GE 20125

Con denominación de origen del Valle de Colchagua, es una mezcla de las variedades 37% Syrah, 37% Carmenere, 18% Cabernet Sauvignon, 4% Garnacha, 2% Malbec y 2% Morvedre. Este ensamblaje se presenta de color rojo ciruela brillante y de capa alta. En nariz tiene aromas elegantes que revelan notas florales de violetas, lavanda y frutas como la ciruela y la mora. Un tinto que tiene una acidez vibrante que le otorga jugosidad taninos briosos y un final largo y persistente. De gran personalidad y carácter, es ideal para acompañar todo tipo de carnes rojas como vacuno, cordero y pato.

Hacienda San Juan, San Juan Pinot Noir 2018

El viñedo de San Juan es un micro terruño a solo 5,5 Km. del Océano Pacífico. Por su situación geográfica, suelo y cercanía del mar, se beneficia de un micro clima muy propicio para el Pinot Noir, entregando un vino fresco y aromático .

Antiyal, Antiyal 2016

Esta mezcla es elaborada con la mezcla de 54% Carmenere, 35% Cabernet Sauvinong y 11% Syrah. Con denominación de origen de Maipo Andes, proviene de parras con una antigüedad de 13 años, plantadas en suelo volcánico con alto contenido de rocas y materia orgánica. Sus uvas fueron cosechadas 100% a mano y fueron seleccionadas en mesa vibradora, con una maceración fría por 3 días.  Es un tinto que tiene una guarda de 18 meses en 50% barricas francesas nuevas y un 50% en barricas de un año.

Koyle,  Auma 2015

Un ensamblaje con variedades de Cabernet Sauvignon, Carmenere, Malbec, Cabernet Franc, Merlot y Petit Verdot. Con denominación de origen del Valle de Colchagua, sector de Los Lingues, destaca por tener distintas fechas de cosecha y métodos. Las variedades de Auma crecen sobre suelos profundos de roca basáltica con baja fertilidad, alta concentración mineral y menos de un 5% de arcilla, lo que produce naturalmente bajos rendimientos por planta.

Fanoa, Seis Tintos 2016.

Esta mezcla es elaborada con cepas Carmenere, Malbec, Tempranillo, Durif, Carignan y Cabernet Sauvignon. Directamente de Palmilla del Valle de Colchagua, se presenta de color rojo burdeo brillante, de aromas a ciruelas secas, guinda acida y una mezcla a frutos secos como nueces y avellanas. Un tinto que entrega leves toques de madera en boca y de gran persistencia.

Odfjell Vineyards, Odjfell 2015

100% Cabernet Sauvignon, con denominación de origen del Valle del Maule, específicamente de la zona de Cauquenes a 157 m sobre el nivel del mar, este vino presenta de Color rojo rubí brillante. Posee un despliegue de aromas agradables como arándanos y frutas negras como ciruelas, cerezas y regaliz. En boca es persistente y aterciopelado lo que brinda un largo final.

Matetic, Matetic 2014

Con denominación de origen del valle de San Antonio. Es un vino de color violeta muy oscuro y profundo. En nariz es un Syrah con gran tipicidad, mostrando un terroir con mucha complejidad. Elegantes notas a pimienta, tierra húmeda, cárnicas, especias, chocolate y suaves notas a violetas. En boca posee un gran balance entre una fresca acidez y las notas dulces que entregan sus taninos suaves y potentes a la vez. Los sabores se mezclan, llenando la boca con equilibrio y fineza, dejando un prolongado final.

  

Veramonte, Neyen 2015

Directamente del Valle de Colchagua, de la zona de Apalta, esta mezcla 55% Cabernet Sauvignon y 45% Carmenere, entrega un tinto de complejos aromas de frambuesa y casis que se mezclan con notas a vainilla y sutil pimienta, cedro y cuero. En boca es un vino fresco, elegante y envolvente, con taninos suaves y un persistente final. Los suelos granítico volcánicos de las montañas y los arcillosos y limosos del río, permiten un drenaje natural. En búsqueda de la expresión más fiel del terroir de Neyen, las prácticas orgánicas conducen a suelos saludables y fruta pura.

Lurton, Alka 2015

Con denominación de origen del Valle de Colchagua, este vino es 100% carmenere y destaca por tener una vendimia a mano, con el objetivo de aprovechar las temperaturas frescas de la madrugada. Es un tinto que se encuentra en las familias de las hierbas aromáticas, complejo y fresco y en boca de taninos flexibles y profundos.

Hacienda Valdeperillo, HV 2017

Este vino es una mezcla de un 40% Malbec y 60% Syrah. Con denominación de origen del Valle de Aconcagua, sector Lliu Lliu, se presenta de aromas frutosos, con toques a mora, ciruela azul y lichi. En boca las notas cárnicas y de grafito son marcadas por sus taninos abundantes y persistentes. Es una mezcla que estuvo 12 meses en guarda en barricas 50% roble francés y 50% cemento.

Esta cata es la primera de otras acciones que realizará La agrupación de Viñas Biodinámicas de Chile en su esfuerzo por potenciar la cultura del biodinamismo como de la producción de vinos sustentables en el país.

Sobre el autor

Jorge Ricci

Agregar Comentarios

click aca y deja tu comentario

Mi primera revista

Síguenos