Vinos

MICROTERROIR DE LOS LINGUES 2011 SE LLEVÓ TODAS LAS LOAS EN PRESTIGIOSO CONCURSO CARMENERE AL MUNDO

  • Gran éxito de concurso monovarietal. Se presentaron 55 viñas de diferentes Valles, con cerca de 120 ejemplares.

Por Jorge Ricci Avalos

Microterroir de Los Lingues 2011, de viña Casa Silva se coronó como el vino ganador de la sexta versión del concurso internacional “Carmenere al Mundo”, organizado por la Asociación de Ingenieros Agrónomos Enólogos de Chile. El Cam 2018 tuvo como hogar, el Valle de Colchagua, zona donde se concentra un importante número de productores de esta cepa.

Fueron intensos 4 días, donde resalto el alto nivel técnico de los ejemplares y al final fueron 33 vinos premiados, siendo el Microterroir de Los Lingues 2011 la estrella de la jornada. “Este es un premio muy valorado por nosotros porque es el resultado de un gran trabajo que ya lleva bastante tiempo en el campo Los Lingues”, expresa Mario Silva, Presidente del Directorio de Casa Silva.

 

Al certamen se presentaron 55 viñas de todos los valles donde se cultiva Carmenère en Chile, contando con alrededor de 120 muestras inscritas.

En esta edición se otorgaron medallas de Oro y Gran Oro, 21 y 12 respectivamente. Esto producto del alto nivel de los vinos, según las voces autorizadas y autoridades del evento.

En la ceremonia, el presidente del CAM 2018, Felipe de Solminihac, hizo un balance de las degustaciones realizadas por los expertos. “Juzgaron la calidad del vino, de acuerdo a su origen, su composición y equilibrio entre los distintos sabores y aromas. La evolución y el placer que entrega el beber este vino en una mesa. También cuantificar algún posible defecto. Y finalmente en un juicio íntimo cada juez puso su nota y calificación, la que junto al veredicto de otros jueces formó la clasificación general de los vinos premiados”.

Cata a ciegas

Esta instancia de degustación demostró una vez más la valía de Chile como productor vitivinícola, siendo el cepaje Carmenere el principal protagonista. Se púede decir que aquí fue una oportunidad para engalanar el paladar con vinos de excelente calidad, vale decir, sin notas de depreciación.

“Quedé muy gratamente sorprendida por este concurso, donde no pude apreciar algún vino que tuviera defectos, donde además destacó la diversidad de los ejemplares, en cuanto a las notas de hierba, pimientas verdes y especias. También pude notar la presencia de Carmener de mucha fruta fresca, pasando a las notas de frutas más ácidas y frutos rojos maduros y si se busca un denominador común, este está marcado por la suavidad y sedosidad de los taninos del Carmenere”, explica Eugenia Díaz Aedo, presidenta de mesa del certamen.

Mi primera revista

Síguenos