Destilados

APRENDE A DIFERENCIAR LOS TIPOS DE WHISKIES CON VAT 69

Whisky o Whiskey, muchos no saben cual es la diferencia en estas palabra. ¿Son destilados distintos? ¿tienen orígenes diferentes? Para todos los amantes de este destilado, el scotch Vat 69, que cuenta con más de 180 años de historia, te enseña algo más.

¿Se escribe Whisky o Whiskey?

Empecemos sin preámbulos, la respuesta correcta es: ambos. En realidad, más que de cualquier otra cosa, la elección depende de la forma de escritura de cada país.

Whisky se escribe en Escocia y en la gran mayoría de los países productores de este destilado. Por su parte la palabra Whiskey es utilizada en los productos procedentes de Irlanda y Estados Unidos especialmente.

Ahora bien, a pesar de que la diferencia entre escribir whisky o whiskey sea netamente un criterio ortográfico, la gran diferenciación del destilado tiene su base en una denominación de origen o el lugar donde se elabora, lo cual le brinda un reconocido y particular sabor.

Scotch Whisky: este destilado, el más reconocido a nivel mundial, se elabora única y exclusivamente en Escocia. Para elaborarlo se usa la cebada de malteada, y en algunos casos se puede utilizar granos enteros de otros cereales. El escocés cuenta como requisito legal para poder denominarse Scotch pasa por un proceso de envejecimiento en barricas de roble de al menos tres año y se somete a un proceso de ahumado con la turba de escocia lo que le confiere su reconocido sabor, como lo es el caso de Vat 69. El Scotch es reconocido mundialmente por ser el de mejor calidad.

Whiskey Bourbon: este destilado se produce en Estados Unidos y debe cumplir con ciertos requisitos para ser catalogado Bourbon. En primer lugar debe tener más del 50% de destilado de maíz, además, su envejecimiento debe ser en un barril de roble blanco carbonizado por dos años como mínimo, considerándose un bourbon de buena calidad a aquel que tiene más de cuatro años de envejecimiento. Sus notas son dulces, pero también se siente ahumado por la barrica carbonizada.

Whisky japonés: Conocido en un principio como una imitación del scotch, ya que también se elabora en base a la malta. A diferencia del famoso whisky escocés, en este destilado japonés no siempre se utiliza la turba en el secado. Además, en algunas destilerías en el país nipón, se utiliza bambú para filtrar el producto.

Whiskey irlandés: Elaborado a partir del mosto obtenido de cereales, compuestos generalmente de la mezcla de cebada malteada y sin maltear procedente del centeno, avena y trigo, el whiskey irlandés se caracteriza  por su triple destilación y por realizar su envejecimiento en cubas de roble, lo que le da un sabor más suave.

Por su parte, Vat 69, con más de 180 años de historia, cuenta con seis premios a nivel mundial, siendo reconocido como un buen whisky escocés, caracterizado por ser más dulce que sus compatriotas, con un aroma ahumado seguido por una larga fragancia frutal.