Hoteles

UN HOTEL DISRUPTIVO EN PLENO DALCAHUE

  • Una inversión de alrededor de $ 360 millones dio vida a un sueño familiar en uno de los parajes más hermosos de la isla de Chiloé. Aliwen es dueño de 18 habitaciones con capacidad para albergar a 40 pasajeros con una exclusiva e inclusiva comodidad y una de las vistas en 180° más bella de la zona.

Por Jorge Ricci Avalos

Por equipo TurismoySabores

En Chile hay 1.490 hoteles, uno de ellos es Aliwen (árbol grande en mapudungun), que nació como un emprendimiento familiar con una increíble vista de 180°al muelle pesquero de Dalcahue, localidad que está situada en Chiloé, entre Castro y Tenaún en la región de Los Ríos.

El hotel tiene dieciocho habitaciones, con capacidad para cuarenta personas, repartidas en 3 pisos. El primero cuenta con 2 piezas, mientras que el segundo presenta 8 de igual forma que el tercer nivel.

 

Aliwen comenzó como una idea el 2016 cuando se produjo un descontento por lo que en ese entonces consideran que había una escasa ayuda del Gobierno ante la presencia de marea roja en la zona. “También aparece como una opción de trabajo sustentable en el tiempo y sin tener que depender de las temporadas de la industria”, recuerda José Luis Barría, dueño del Hotel.

Por aquella fecha comenzó a gestarse este proyecto hotelero que vino a ser una alternativa para José Luis Barría y padre, quien vivía de la bonanza de la temporada alta en el rubro de las salmoneras y la miticultura (cultivo de choritos).

Ambos socios aportaron el 50 % de una inversión, mientras que el restante provino de la banca, alcanzando una cifra cercana a los $ 350 millones de pesos.

Sin embargo, a diferencia de otros negocios que nacieron bajo el lema de ensayo y error, Aliwen fue adquiriendo su identidad y público objetivo casi de forma fortuita y en la medida en que ya estaba recibiendo pasajeros.

“Empezamos a ver que estas industrias se podían venir abajo y no eran sustentables, por ello pensamos que posibilidades teníamos. Así se dio que decidimos hacer un pequeño hostal que fue creciendo en este corto periodo que llevamos operando. Dentro de la misma construcción se vio que podía alcanzar un nivel un poco más de lo que se esperaba, llegando a un hotel 3 estrellas como el que tenemos hoy”, comenta José Luis Barría, gerente de Aliwen.

Destaca a su vez que el nombre del lugar está Inspirado en la etiqueta de un vino reserva Aliwen perteneciente a una reconocida viña.

Inclusividad como valor agregado

El alojamiento es dueño de un concepto disruptivo de la zona en cuanto a su diseño, puesto que destaca de inmediato de las demás edificaciones que se pueden ver a su alrededor.

Sin embargo, pese a que resalta a simple vista, quisieron mantener la línea de la construcción chilota, destacando la elección de maderas como Alerce en la fachada, además de Mañío, Ciruelillo y Arrayanes, entre otros materiales que dan vida a un concepto elegante.

Muy preocupados por cumplir con estándar de edificación en materia de accesibilidad, el alojamiento es dueño de dos baños inclusivos y respetan los lineamientos sugeridos por Sernatur, lo cual se puede apreciar de inmediato en la recepción del lugar.

El primer piso es totalmente inclusivo, puesto que tienen además una rampla que facilita el acceso a personas con movilidad reducida.

www.turismoysabores.cl

Sobre el autor

Jorge Ricci

Agregar Comentarios

click aca y deja tu comentario

Mi primera revista

Síguenos