Gastronomia

DARK KITCHENS: LA NUEVA TENDENCIA GASTRONÓMICA QUE TRIUNFA EN EL DELIVERY

Casa Carmencita destaca por innovar en este formato también conocido como “cocinas a ciegas”, reuniendo más de ocho restaurantes en un mismo espacio.

 

En plena crisis del Covid-19 la preferencia por las aplicaciones de reparto han presentado un especial incremento, siendo los pedidos de comidas uno de los más demandados. Bajo este escenario, en el que muchos restaurantes tuvieron que cerrar sus puertas, el sistema de delivery se ha convertido en una gran oportunidad para seguir operando, poniéndose en práctica nuevos e innovadores formatos.

Casa Carmencita es uno de los pocos establecimientos en Chile que funcionan bajo el modelo de negocios dark kitchens o cocinas a ciegas. Una modalidad frecuente en Estados Unidos cuya particularidad recae en el arriendo de espacios o cocinas totalmente equipadas, y con sus permisos sanitarios, para que el operador interesado pueda funcionar de una manera rápida, simple y sin mayor inversión. Un establecimiento que carece de un lugar físico para los comensales y que sólo funciona en base al delivery. “La intención es poder abarcar la mayor cantidad de categorías de comidas distintas, de manera que cada restaurante pueda desarrollar su actividad de manera independiente y autónoma”, señalan desde Casa Carmencita.

Una modalidad con la que es posible poner en marcha una oferta de comida sin la necesidad de costear la infraestructura de un restaurante: “Contamos con cocinas que van desde los 10m2, hasta las más grandes que son de 20m2 aproximadamente. Estas cuentan con pequeñas despensas o bodegas en su interior para que cada operador pueda almacenar según sus requerimientos y en cuanto a los valores, estos van desde los UF 17 y dependerá del plazo del contrato y del tamaño de la cocina”, especifican.

Actualmente, Casa Carmencita lleva más de un año incursionando en el rubro y cuenta con ocho operadores -de los cuales cinco son marcas propias- en los que destacan restaurantes de hamburguesas, sushi, comida árabe y ensaladas. Comentan que reúnen a “los mejores actores de la gastronomía local en un sólo lugar, enfocándonos siempre en el buen servicio y la más alta calidad”.

Uno de los restaurantes que ha tenido mayor aceptación es Memphis Burger. Su éxito se debe a que sus alimentos “son fabricados con materia prima premium y a requerimiento exclusivo para nosotros”, indican. Su producto estrella, Memphis Clásica está hecha con carne elaborada sólo para su restaurante y una salsa especial secreta “Memphis” única en el mercado. También está la Plant Based Beyond, la cual es una gran alternativa para quienes buscan una opción saludable y más amigable con el medio ambiente ya que aunque la hamburguesa se ve, se cocina y sabe igual que una de carne, es 100% de origen vegetal. Otro restaurante que destaca es Japo Sushi, que ofrece productos de alta gastronomía a precios muy convenientes. Los valores de las hamburgues van desde los $5.990 y el sushi, desde los $4.500.

La idea de Casa Carmencita surgió a principios de 2019 cuando dos hermanos, Christopher y Gonzalo Jadue, decidieron asociarse para emprender en el rubro gastronómico. Fue entonces que encontraron una gran oportunidad en el mundo del delivery, especialmente en la tendencia dark kitchens que aseguran, en Chile está muy poco explotado y que en el resto del mundo ha tenido un gran auge: “El concepto fue crear un lugar que reuniera los distintos gustos con los que la gente se pudiese sentir identificado y donde pudieran encontrar sus restaurantes preferidos”, señalan.

Respecto a la visión del negocio gastronómico, ambos creen que “aquellos que vendan experiencia en un lugar físico serán los restaurantes que se mantendrán vigentes pero el resto que triunfan vendiendo el sabor, lo harán sólo a través de las aplicaciones dado que a futuro las compras online continuarán cada vez en aumento y eso no excluye a la industria culinaria”.

Y si la manipulación de alimentos es una preocupación en estos días, recalcan que “hemos tomado especial cuidado en cada uno de nuestros colaboradores. Se sanitizan los espacios de trabajo constantemente y todos utilizan mascarillas de protección en todo momento pero hemos adoptado otras medidas extremas, proporcionando un sistema de transporte privado para nuestros trabajadores con el fin de evitar cualquier foco de contagio. Esta contingencia va a obligar a la industria a ser más exigente en sus protocolos de higiene y seguridad, tanto para el personal como el cliente. Por lo mismo, creemos que esta contingencia es el principio de una nueva era en la que la venta online, sin duda será protagonista”, finalizan.

Mi primera revista

Síguenos