Cerveza

EXPERIENCIAS PRIMAVERALES: MARIDAJES DE CERVEZA Y LO NUEVO DE KROSSBAR

Llegada la época primavera verano, los menús cambian y se adaptan a la nueva temporada. Tal es el caso de Krossbar, que recientemente presentó las novedades en su carta tanto en platos como en cervezas, además de algunas sugerencias de maridaje para hacer aún más grata la experiencia.

Para comenzar la velada, lo mejor es revisar algunos de los cócteles de la carta, que aunque no es muy común ver este tipo de tragos combinados con cervezas, son una verdadera revelación. Claramente dependerá del gusto del comensal, pero Asbjorn Gerlach, maestro cervecero y cofundador de Kross, recomienda el Nortino, un cóctel a base de Kross Maibock, tequila y limón de pica. De querer algo un poco más dulce, la opción es el Cocolupulus, creado a base de Kross Lupulus, ron de coco, pulpa de piña y mango.

Una vez despertado el paladar, los cruditos y los rapiditos son buena opción para comenzar a maridar. Por una parte se encuentra el Atún del Sur, macerado en salsa de pisco, soya, jengibre y limón; acompañado de verduras pochadas en salsa agridulce, cebollín, hojas de cilantro, palta, semillas de zapallo tostadas y pancito crujiente para acompañar. Así como unos camarones y calamares crujientes junto a salsa tártara, dressing agridulce y ciboulette; que se encuentra en la carta como Kross Mar, se maridan muy bien con la cerveza de temporada Summer Ale.

Esta cerveza complementa estas entradas puesto que las notas cítricas del lúpulo y del jugo de naranja en la cerveza hacen un juego perfecto con las notas de jengibre de la salsa del atún. Mientras que en combinación con Kross Mar, las notas herbales del lúpulo dan armonía a la crocancia del batido, mientras que las notas cítricas de la cerveza hacen puente con la salsa de yogurt con ciboulette y limón. El peso de la fritura es neutralizado por la carbonatación de la cerveza, según comenta Asbjorn Gerlach, cofundador y maestro cervecero de Kross.

Continuando por la carta se encuentra la Plateada al Horno, una tierna plateada wagyu al horno con caldo de la cocción, papas rústicas horneadas, zanahoria, cebolla braseada, acompañado de una crujiente marraqueta, que sin duda alguna se marida muy bien con una Maibock, un estilo de cerveza lager fuerte tradicional del norte de Alemania, de profundo color cobrizo que resulta del uso de cuatro tipo de maltas. “las notas dulces a caramelo y frutos secos de la cerveza encuentran su par en el dulzor de la cebolla y zanahoria caramelizada y la crujiente papa rostizada. El toque de grasa en el jugo, producto de la larga cocción al horno, se equilibra con la graduación alcohólica de la Maibock, su amargor limpio y la carbonatación fresca”, comenta Gerlach.

Los postres de la temporada incluyen desde churros hasta un flan de caluga con frutillas, crumble y caramelo. Este último, se puede acompañar con una Kross 5 en barrica de pisco, un cerveza compleja que mantiene las características de las Kross 5 con las clásicas notas a caramelo, frutos secos y vainilla, donde además se hace notar el contacto prolongado con el roble, haciendo la cerveza más cremosa en boca pero al mismo tiempo terminando más seca y con una nota más frutal y cálida, aportado por el pisco Mal Paso.

 

¿Cerveza como bajativo?

 

Desde Krossbar, la recomendación es terminar la experiencia con una Kross 5 en barricas de araucano, con clásicas notas a caramelo, frutos secos y vainilla; o también una Coffeebock, una lager fuerte del estilo alemán “Heller Bock”, que tiene la particularidad de agregar granos de café a su receta, donde su aroma y carácter sorprenden con una textura muy suave en la boca, lo que da como resultado que esta cerveza se parezca más a un café helado que a una tradicional.

 

Sobre el autor

Jorge Ricci

Agregar Comentarios

click aca y deja tu comentario

Mi primera revista

Síguenos