Gastronomia

CARNE Y VINO: LA MEZCLA PERFECTA UN 18 DE SEPTIEMBRE

Por Jorge Ricci Avalos

Equipo turismoysabores

En Chile, hay buena cocina pero se puede decir con certeza que hay mejores vinos. Y es en las fiestas patrias donde se puede apreciar la calidad de estos dos productos que engalanan esta fecha tan especial para todos con su sabor y aroma

Hay un perfil de chileno al que no puede faltar la carne en su mesa y menos un 18 de septiembre. Sin embargo, esta es una ocasión más que propicia para degustar un buen corte y un vino de excelencia, lo que los expertos llaman maridaje.

Cabe señalar que las fondas ya hace bastante tiempo no son el único escenario para disfrutar de un trozo de carne o asado. Muy por el contrario, la mejor combinación entre carne y vino se puede encontrar en un buen restaurant. “se puede ir a un restaurant a probar cosas diferentes, con una preparación de excelencia y después hacer un asado en casa”, afirma Daniel Galaz, chef ejecutivo de Ox Restaurant.

Por otra parte, una vez más es preciso mencionar que existe une numerosa oferta donde poder deleitarse con un delicioso corte en los diferentes sectores gastronómicos de Santiago.

Uno de estos lugares es Santa Brasa de Parque Arauco o su joyita próxima a inaugurar de Los Trapenses, donde ciertamente la carne y el vino se unen de la mejor manera.

Pero también se tiene que destacar que se puede hallar una amplia variedad de opciones para hacer que probar carne forme parte de una grata experiencia culinaria. Y es que hay que tener en cuenta aspectos importantes como que la carne este en su punto a la hora de sentarse a la mesa. “Creo que no hay un punto en específico, pero si por ejemplo se recomienda por lo general comer carnes rojas a “tres cuartos” pero no cocidas ya que pierden todas las proteínas organolépticas que trae la misma carne a la hora de ser preparadas en la parrilla”, explica Fabián Silva, chef de Santa Brasa.

Por otra parte el chef de Ox Restaurant especifica que: “a punto es un concepto y no una temperatura determinada, así “a punto” varía entre cada uno de nosotros”.

 Voces expertas

El vino siempre es una buena opción para destacar los sabores de aquellos platos favoritos, pero es muy importante saber cuál es el más recomendado, ya que una mala elección puede arruinar tanto la comida como el vino. Es por esto que debe fijarse en ciertos aspectos: “Entre un vino y plato debe producirse una sinergia, ciertas combinaciones que produzcan una sensación de armonía en el paladar. Es por eso que lo primero a considerar es el aroma, sabor y peso, tanto del plato como del vino”, especifica Massimo Leonori, enólogo de Casillero del Diablo.

Pero si de maridar una carne con gusto se trata se tiene que elegir el vino con sumo cuidado. “Una carne como un Carpaccio puede tener un buen maridaje con un vino blanco frio o un Carmenere de Viña Tabali”, comenta Héctor Vergara, dueño de la tienda especializada Mundo del Vino.

Siguiendo con el ejemplo del Carpaccio, se puede optar por “Idealmente con un tinto más ligero, como un Casillero del Diablo Merlot o Casillero del Diablo Pinot Noir”, ejemplifica el enólogo.

Fotografía:

turismoysabores