Restaurant

REACTIVACIÓN Y EMPRENDIMIENTO GASTRONÓMICO EN VALPARAÍSO

  • 205.133 turistas en 2022 de acuerdo a cifras entregadas por el Servicio Nacional de Turismo, (Sernatur), 31 cruceros la temporada pasada, con un peak de ocupación de un 66 %, números que dan cuenta de un incremento de la actividad en esta parte de la V región.
  • El puerto nuevamente muestra su mejor cara con un repunte de emprendimientos culinarios como restaurant Il Paparazzo que buscan cautivar el paladar tanto de turistas extranjeros como también al dueño de casa.

Por Jorge Ricci Avalos

Este 2023 la ocupación de Valparaíso llegó a un peak de un 66,7%, de acuerdo a la Encuesta de Ocupación de Alojamientos Turísticos, en tanto que el 2022 se registró la llegada de 12.205.133 turistas a la región de Valparaíso, flujo que se vio interrumpido por situaciones ya conocidas como la cuarentena provocada por el Covid-19 y estallido social. Pero por estos días, en la zona se experimenta una reactivación del sector turístico y gastronómico, generando una rica propuesta de valor que radica en un amplio abanico de alternativas

“Se puede decir que hubo una afectación como ciudad a partir de estos elementos, lo que tiene que ver con una pérdida de confianza de los que generan negocios en la ciudad respecto de las condiciones de seguridad o habitabilidad entre otros factores“, comenta Evelyn Henríquez, presidenta saliente de la Cámara de Comercio y Turismo de Valparaíso.

A lo que agrega que “también hay otras situaciones que afectaron al sector, donde se tuvo que cerrar las terrazas pudiendo solo continuar unos pocos negocios dado que se podía abrir terrazas en ciertos lugares de la ciudad debido a la topografía de la zona. Esto hizo que efectivamente disminuyera la cantidad de negocios, además del cierre de otras empresas que tuvieron que cerrar durante la pandemia. Pero ahora se puede observar que algunas reabrieron pero otras no lo pudieron hacer o se cambiaron de sector”.

 

 

Pero en el puerto de Valparaíso al igual que en el resto del país se tomaron medidas para tratar de palear los efectos que provocaría el virus en la economía y en particular en este rubro.

Durante la pandemia se trazó la hoja de ruta que se adoptaría en la región una vez que esta se superase, en un trabajo conjunto entre el sector público y privado, además de la academia.

“Al hacer una comparación con las cifras de llegadas con pernoctación a la Región de Valparaíso, entre el 2019 y comienzos del 2023, podemos afirmar que, desde el punto de vista turístico se logró la tan esperada reactivación de los servicios, entre ellos, de alojamientos, gastronomía, tour operadores, guías y turismo aventura, entre otros, siendo la primera región del país en alcanzar los índices prepandémicos”,  resaltó Marcelo Vidal, Director Regional de Sernatur:

Pero el turismo no está conformado solo por el sector comercial en la región, sino que dentro de la ecuación se tienen que incluir los cruceros y ¿cómo no hacerlo? Si en la temporada pasada arribaron 31 naves hasta el puerto. Estos son números de los que los locatarios se dieron cuenta hace bastante tiempo y analizan para levantar proyectos de diversa índole.

“Esta temporada estamos considerando recibir 36 naves de cruceros con cerca de 52.000 visitantes, lo que genera un incremento en relación a la temporada pasada donde llegaron 31 cruceros con alrededor de 42.000 visitantes, lo cual  produce un impacto económico importante porque favorece a múltiples operadores como restaurant, hotelería y agencias, ya que cada pasajero puede dejar entre unos 100 a 105 dólares de acuerdo a estudios de Sernatur”, destaca Juan Marcos Mancilla, gerente de Logística de Empresa Portuaria Valparaíso

Flujo de pasajeros que resulta muy atractivo para el sector gastronómico, que se volvió un rubro muy tentador para la apertura de restaurant y café con una alta propuesta de calidad

Restaurant Il Paparazzo: una “pequeña Italia” en el corazón del cerro Concepción

El local, se encuentra en calle Papudo, en el Boulevard Gastronómico emplazado en el cerro Concepción. Un lugar que sin exagerar es como si se estuviese en un rincón de un barrio Europeo que perfectamente podría ser en Italia.

 

 

El Restaurant nació en la mente de sus dueños en 2010 donde Mauricio y su esposa hicieron una investigación de mercado que mostró que en el Cerro Concepción había una capacidad de unas 200 sillas aproximadamente y se encontraron con que solo por el ascensor subían unas 3.000 personas dándose cuenta de que hacía falta una mayor oferta gastronómica.

“Por ello pensamos en una carta Mediterránea pero ¿por qué? Porque tenemos un clima mediterráneo. La Zona centro de Chile está a la misma distancia que la línea del Ecuador que por el norte el mar Mediterráneo, donde tenemos variados tipos de pescados, mariscos, verduras, legumbres y tubérculos, entre otros productos”, explica Mauricio Quezada, dueño del Restaurant Il Paparazzo.

Su carta ha sido preparada pensando en los amantes de la cocina Mediterránea pero también de las pastas. Es asi como se puede comenzar con una Burrata que se acompaña de Prosciutto y Rúcula o Panzotti de Alcachofa, que es un plato con pasta rellena de Alcachofa, Ricotta y queso Parmesano.

Pero bien sabido es que el comienzo de un negocio en cualquier sector requiere de mucha gestión y creatividad, lo que va desde el diseño de su carta, donde hacen focus group para recibir opiniones y sugerencias de mejora, propuesta visual hasta por supuesto que su identidad y nombre.

“Teníamos la idea pero no el nombre. Cuando llegamos, nos encontramos con esta casona y le expusimos el proyecto a la dueña de este espacio, quien sabía de nuestra experiencia y que no veníamos a aprobar suerte: Sabemos lo que queremos hacer”, recuerda Quezada.

 

Sin embargo, una vez sorteada la dificultad de contar con el espacio el cual hubo que reestructurar, su dueño cuenta que “queríamos que no fuese tan evidente que esta es una casa convertida en restaurant, sino que un local que se hizo restauran. Que no conversase mucho de casa”.

No es exagerar la nota cuando se pulula por el cerro y sentir que no se está en Valparaíso -en el buen sentido- debido a la arquitectura influida por ingleses y alemanes que arribaron en la primera mitad del siglo XIX.

A pesar de las dificultades propias de estar anclado en un cerro, luego de subir las escaleras o en ascensor y pasar por sus pendientes y recovecos es que se puede llegar a este Boulevard donde están las mesas de Il Paparazzo que invitan a abrir su carta de comida y bebidas donde se hace imperativo  degustar un buen vino.

“Se da con el nombre del negocio en el año aniversario del estreno de la película Dolce Vita, que es la cinta donde nace el personaje Il Paparazzo que es el singular de Paparazzi.

Paparazzo es el nombre con que Federico Fellini bautizo a este personaje que era reportero gráfico y que se dedicaba a fotografiar a todo el mundo (políticos, artistas e incluso a curas), para ver de qué forma reaccionaban y poder fotografiar el momento. Para luego vender la fotografía en medios como pan caliente”, reseña el socio fundador del Restaurant.