Actualidad Turística Cerveza

CUSQUEÑA VUELVE CON NUEVA IMAGEN Y SABOR ÚNICO

Una cerveza de origen peruano, elaborada 100% de malta y con agua de la cordillera, es el complemento perfecto de platos dulces y salados.

La combinación de selectos ingredientes como lúpulos aromáticos y la mejor malta sólo pueden tener un resultado: Cusqueña, la marca de cerveza que cuenta con 110 años de historia y que hoy pasa a ser parte de Cervecerías Chile,  renovándose para presentar sus cuatro tipos; Golden Lager, Red Lager, Dark Lager y Trigo. Cada una de ellas creada para satisfacer a los paladares más exigentes.

 

“Cada detalle en su elaboración está perfectamente cuidado para que en cada sorbo experimentes nuestra pasión por hacer las cosas buenas, aún mejores”, es la consigna de la marca, la que apunta a un producto en su estado puro. Por lo mismo, Cusqueña es más que una cerveza, es una experiencia que se concentra en una botella y que es capaz de combinar todo tipo de maridajes.

Cada Cusqueña tiene la facultad de potenciar al máximo los sabores. La pureza del agua de la cordillera exalta el sabor cítrico de la cerveza y su particular aroma es producto de la  malta y lúpulo Saaz. Estos son algunos de los detalles que le han permitido a la marca transformarse en la favorita a la hora de maridar tanto platos dulces como salados.

  • Golden Lager: finos lúpulos aromáticos y 100% malta son los ingredientes necesarios para darle forma a esta cerveza que se marida a la perfección con platos de sabores ácidos.
  • Red Lager: Selectas cebadas malteadas junto a los finos y amargos lúpulos aromáticos dan vida a una cerveza que marca momentos en cada sorbo. La mejor forma de combinarla es con carnes y ajíes a base de carbón.
  • Cusqueña Trigo: Elaborada con trigo Andrews y selectas cebadas malteadas, esta cerveza es un refresco natural e ideal para acompañada de jamones y embutidos.
  • Dark Lager: Gracias a sus notas dulces, esta cerveza es el perfecto acompañamiento de postres, sobre todo aquellos elaborados con chocolate.

 

 

 

Mi primera revista

Síguenos