Actualidad Turística Bienes Nacionales

A BORDO DEL BUQUE CIENTÍFICO CABO DE HORNOS ESTUDIANTES Y PROFESORES DE TODO EL PAÍS APRENDEN SOBRE ESTUDIOS OCEANOGRÁFICOS

En el marco del Congreso IMPAC4 y al alero del II Campamento Científico Nuestro Océano, el Instituto Milenio de Oceanografía (IMO), efectuó talleres a bordo del buque científico Cabo de Hornos de la Armada de Chile. La actividad buscó enseñar in situ parte del trabajo desarrollado por los profesionales de las ciencias que se embarcan para poder estudiar el mar.

Acidificación del Océano, respiración de zooplancton y demostración de lanzamiento de redes y posterior análisis de agua y organismos, fueron parte de los temas y actividades del encuentro que reunió a 50 estudiantes de enseñanza media de todo Chile, desde Arica a Punta Arenas. Además de 29 profesores y 16 monitores.

 

Fueron en total tres horas de navegación por la bahía de Coquimbo. Todo, acompañado de talleres liderados por los profesionales Rubén Escribano, Paulina Aguayo, Eduardo Navarro, Daniel Toledo, Victor Aguilera y María Valladares, del IMO y CEAZA.

Con altas expectativas tanto de los estudiantes como del equipo de científicos del IMO, la actividad terminó exitosamente. A propósito, la Dra. Paulina Aguayo, postdoctorante del IMO señala “por lo general, esta actividad la hacemos en la universidad. Ahora, llevarla a cabo en un buque científico como el Cabo de Hornos, en movimiento y mostrarle a las personas cómo se hace ciencia en el mar, la verdadera expedición oceanográfica, es gratificante y motivante. Es bueno salir un poco de los laboratorios”.

En tanto, el Dr. Victor Aguilera, investigador IMO y CEAZA, reafirma la importancia de generar interés sobre el tema en un país como el nuestro. “Creo que tenemos la oportunidad de llegar a un público que está interesado en la información y en el desarrollo de sus carreras a futuro. Además, podemos sembrar una semilla en estos jóvenes, las nuevas generaciones. La idea es dejarlos motivados con el estudio del mar, no debemos mirar de espaldas al Océano. Necesitamos nuevos científicos, con nuevas aptitudes y si podemos contribuir en ello, se cumple nuestro objetivo”, asegura el profesional.

El encuentro estuvo plasmado de entusiasmo, ánimo y compañerismo. Así lo señala el estudiante del Colegio San Agustín de Concepción, Benjamín Cofré. “Antes del tema científico, la fundación hizo actividades para fomentar nuestro liderazgo. Podemos generar un cambio. Son oportunidades que nos ayudan a desenvolvernos como personas. Sobre todo, a chicos que no siempre tienen la posibilidad. Dependemos del Océano, debemos conocerlo”, culmina el joven estudiante.

Fuente:

Jean Pierre Molina

[email protected]

Periodista del Instituto Milenio de Oceanografía (IMO)