Noticia

Ventajas de pedir la compra a domicilio

Un tercio de la población chilena realizó algún tipo de compra online el pasado año. No sólo eso, sino que casi un 30% de los chilenos declaran sentirse auténticos fanáticos de las compras online.

El ritmo de vida acelerado de la actualidad nos lleva, cada día más, a economizar los recursos temporales, reflejándose esto en una tecnologización de la vida cotidiana. El claro ejemplo de esto es la normalización de las compras por Internet, actividad que, si bien fue tabú en un pasado, ha sufrido en los últimos tiempos una normalización en todos los segmentos sociales, suponiendo una serie de ventajas que te contamos hoy.

Hay diversas teorías sobre la proliferación de las compras online, entre las que destacan:

  • La comodidad y velocidad de las compras.

  • La gran variedad de stock encontrado.

  • La multitud de ofertas, promociones y cupones facilitados por las empresas al carecer del pago a intermediarios.

Pero de todas ellas, las que parecen destacar entre los chilenos a fecha 2020, son las siguientes:

1. El ahorro de tiempo

Las compras online evitan perder tiempo en desplazarse hasta el establecimiento, recorrer los distintos pasillos, esperar la fila hasta pagar la compra y nuevamente desplazarse de vuelta a casa.

Mientras que, de media, se emplea un total de 2 horas en comprar en tiendas físicas, las compras online no toman más de 20 minutos, lo que implica poder centrarse en otras actividades más importantes, como la propia preparación de los alimentos.

2. El ahorro en transporte

Con respecto al punto anterior, ya no es solo el tiempo empleado en desplazarse, aguantar atascos y encontrar aparcamiento, sino el combustible gastado en ello. Comprar por Internet supone un ahorro en combustible, así como una disminución de la huella ecológica, al disminuir la emisión de CO2 y un descenso de la tasa de accidentes, al liberar de tráfico las carreteras en horas puntas.

3. Compras ilimitadas

Las barreras físicas quedan atrás en el mundo virtual, por lo que el volumen de compra pasa a ceñirse al presupuesto a invertir y no a la capacidad del auto. Esto resulta muy útil especialmente en casos como la compra de sacos de pienso para mascota, abastecimiento para la celebración de una fiesta o incluso para cuando se decide realizar la compra del mes.

Además, tampoco existen barreras temporales, ya que estos comercios operan las 24 horas. Esto se adapta a los requisitos actuales de personas que por incompatibilidad horaria no pueden acceder a las tiendas en horario comercial. Se puede comprar desde una cafetería, mientras se viaja en metro o incluso desde la comodidad del sofá sin tener que depender de las franjas horarias.

4. Una mayor calidad de los productos

Se acabó el encontrar una oferta del 2×1 o una rebaja del 70% y reparar en que esta se debe a que el envase está abombado o porque su fecha de caducidad está próxima a cumplirse. Los supermercados en línea, no tienen el stock presencial, sino que recogen el pedido desde sus puntos de almacenaje, que al estar más sistematizados que las tiendas, contarán siempre con productos más frescos.

5. Nada de neuromarketing

¿Cuántas veces entraste en la tienda y acabaste comprando todo menos lo que tenías que comprar? Esto se debe a que los productos están dispuestos de tal forma que buscan llamar tu atención y que desees adquirirlos. Por su parte, las tiendas online cuentan con un formato minimalista y visual, que facilita la agilidad de la compra, de tal modo que incluso si no quieres entretenerte con productos que no necesitas busques el nombre de lo que busques en la barra de búsqueda y te aparezca directamente.

6. Conciencia sobre lo que se está comprando

En base a lo anterior, uno termina comprando lo que realmente necesita, lo cual resulta ideal también para aquellas personas que por timidez no quieran ser vistas en público comprando determinados productos, como es el caso de los productos de higiene íntima, preservativos o alimentos de dieta, por ejemplo.

A esto se suma el estar controlando en todo momento el desembolso total a través del carrito virtual. Si uno se pasa de presupuesto, basta con eliminar los productos innecesarios del carrito.

Sobre el autor

Seebastian Jimenez

Agregar Comentarios

click aca y deja tu comentario