Gastronomia

NUEVA RUTA DEL COBRE CUENTA CON UNA VARIADA E IMPERDIBLE OFERTA GASTRONÓMICA

El Proyecto Ruta del Cobre es ejecutado por la Universidad San Sebastián, y financiado por el Fondo de Innovación para la Competitividad del Gobierno Regional de O’Higgins y su Consejo Regional y busca posicionar a este destino como un imperdible para turistas nacionales y extranjeros, donde podrán encontrar una variedad de platos que promete dejar contentos hasta los paladares más exigentes.

El proyecto “Ruta del Cobre” surgió para promover el turismo en la zona del Alto Cachapoal y, con ello, desarrollar la economía local, destacando al cobre como una característica única que identifica a la zona.

Su oferta gastronómica está funcionando, respetando todas las medidas sanitarias decretadas por la autoridad y es uno de los servicios estrella de esta iniciativa. Su objetivo principal es posicionar a este destino emergente como un imperdible para turistas nacionales y extranjeros, considerando que cuenta con atractivos naturales y culturales.

Dentro de los locales que no se pueden dejar de visitar, resaltan la Casona Sanchina, el Pueblito Gastronómico de Machalí, B Club, Santa Sofía Bulevar, La Plaza, Fénix Restaurant, El Parrón, Hotel Piedra Verde y Termas de Cauquenes.

En el Pueblito Gastronómico de Machalí actualmente es posible encontrar seis restaurantes: La Hacienda, de carnes y pescados; La Trattoria, especialista en comida italiana; Rokka, de sushi; La Rosetta, de helados artesanales; El Francés, de sándwiches y el Boston, que ofrece carnes y una variedad de cócteles.

Según cuenta Fernanda Gamboa, coordinadora de proyectos y administradora del Pueblito Gastronómico de Machalí, el espacio tiene una capacidad máxima de 750 personas y, para cumplir con el protocolo, redujeron el aforo a 183 comensales.

“La Hacienda es el único local que no funciona al aire libre, en terrazas, debido a que en su interior sí es posible colocar las mesas respetando los dos metros de distancia entre ellas”, precisa Gamboa.

Ubicación: Camino La Hacienda N°48, Machalí.

Horario: lunes a sábado de 12.30 a 22.00 y domingo de 12.30 a 17.00.

B Club posee una variada carta de sushi y de tragos de autor que le permite ser una opción a la hora de buscar un espacio para relajarse y disfrutar de las tardes veraniegas en sus dos terrazas, donde instalaron las mesas con una separación mínima de dos metros entre ellas.

El local tiene un aforo máximo de 70 personas, por este motivo, se puede reservar con anticipación. Al ingresar, además del control de temperatura, cuentan con un dispensador de alcohol gel.

De acuerdo con César Urbina, administrador de B Club, ofrecen 12 tragos de autor, siendo los más destacados el Space Bacco, preparado con whiskey, bebida energética y jugo de maracuyá; y el Green Velvet, elaborado con una maceración de pepino, limón, azúcar y Saint Germain, licor francés de flores de sauco.

“Tenemos aproximadamente 48 variedades distintas de sushi. El más popular es el Tamayo Yaki, que contiene camarón apanado y carpaccio de salmón, todo envuelto en una tortilla apanada.

Ubicación: Avenida San Juan N°133, Machalí.

Horario: domingo a miércoles de 12.00 a 23.00. Jueves a sábado de 12.00 a 23.30.

Desde sushi sin arroz, pasando por un bar especializado en cervezas alemanas, hasta un café para aquellos que prefieren productos sin gluten ni lactosa. Toda esta oferta es posible encontrar en Santa Sofía Bulevar.

Dentro del bulevar es posible encontrar: B-Restobar, local especializado en sushi, cuya novedad es que cuenta con una variedad que no contiene arroz; Bayern Bierhaus, que ofrece cervezas importadas y comidas callejeras de distintas partes del mundo, como shawarmas y el Café D’ Pausa, que además de los clásicos cortados tiene productos sin gluten y sin lactosa, precisa Daniela Norera, administradora de Santa Sofía Bulevar. Todos ellos están habilitados para atender en forma presencial, ya que sus mesas cumplen con el distanciamiento exigido por la autoridad.

“Por ahora, La Terraza, que se especializa en hamburguesa, está trabajando solo con la opción de delivery porque está en proceso de remodelación”, dice Norera.

Ubicación: calle Noche San Juan N° 1, Machalí.

Horarios: B-Restobar, todos los días de 12.00 a 23.00 horas.

Bayern Bierhaus, todos los días de 14.00 hasta 23.00.

Café D’ Pausa: de martes a sábado de 14.00 hasta las 22.00 y domingo hasta las 20.00 horas.

El restaurante La Plaza es el lugar ideal para los amantes de la comida chilena.

Su dueño, Víctor Hernández, detalla que cuentan con cazuela de vacuno, pescado frito, pastel de choclo y humitas. Además de lomo vetado, pastel de jaiba, mariscos y pescados. Actualmente, están funcionando con dos terrazas y tienen la opción de pedir menú o a la carta.

Ubicación: Castro N° 480, Machalí.

Horario: todos los días, de 10.00 a 23.00 horas.

En Fénix Restaurant es posible encontrar un clásico de la zona minera del cobre: La Pajarita, preparado con carne picada de vacuno, cubierta de papas fritas, tomate, queso, aceituna y palta.

“Sin duda, Las Pajaritas es lo que más vendemos, pero también contamos con cazuela, pescado frito, reineta, salmón, sándwiches y chorrillanas”, Marcela Zamorano, dueña del local.

Para cumplir con las medidas sanitarias, dispusieron de ocho mesas al interior y 16 en el exterior.

Ubicación: Castro N° 476, Machalí.

Horario: todos los días, de 9:00 a 23.00.

En El Parrón es posible degustar platos típicos chilenos, como carne mechada acompañada de puré, porotos granados con riendas o un costillar con papas doradas, junto con postres caseros como leche asada y arroz con leche, admirando artilugios de cobre clásicos de la zona.

“Nuestro objetivo es rescatar las comidas tradicionales chilenas. Además, los visitantes podrán conocer mis obras plásticas creadas en base a una pintura elaborada con desechos orgánicos, a la que se le incorpora sulfato de cobre y tierra virgen”, cuenta Miriam Alejandra Agüero, dueña del local.

Ubicación: Eugenio Matte N° 900, localidad de Coya, comuna de Machalí.

Horario: todos los días de 10.00 hasta las 18.00 horas.

Humberto Rivas, académico y coordinador del proyecto comenta que: “En este marco de oportunidades que ofrece el destino para disfrutar de la gastronomía local, se aprecia una preocupación especial por la seguridad del turista, ya que se están aplicando todas las medidas de protección para el visitante”.

Agrega que: “Al mismo tiempo, también se espera que los turistas valoren y respeten el entorno natural y las comunidades que visitan en esta zona del Alto Cachapoal. Si bien el autocuidado es clave para reducir el riesgo de contagios, también lo es mantener el cuidado del medio ambiente. Es uno de los desafíos que hoy en día se debe abordar con el compromiso de todos” concluye Rivas.

Sobre el autor

Jorge Ricci

Agregar Comentarios

click aca y deja tu comentario